7.7.09

Colmando el vaso

¿De qué sirve amasar sentimientos, moldearlos y mimarlos, si después no encuentras las palabras?
¿Para qué crecer y hacerse fuerte, si al final somos lo mismo que éramos antes?
¿Qué hacer con todo este esfuerzo?

9 comentarios:

Agustín S. A. dijo...

no estamos programads para ser felices, en cambio estamos programados para buscar la felicidad.

ese esfuerzo, esa lucha, es la felicidad en sí misma.

el objetivo es lo de menos. aunq a nosotros, pobres mortales, suele importarnos demasiado.

los resultados ya vendrán solos. y si no, tampoco pasa nada. al menos diviértete en la pelea.

la felicidad está en la sala de espera de la felicidad. ya sabes quien lo dice tanto en la tv.

esfuerzo es aprendizaje. algo habrás aprendido. aunq seas la misma.

¿sabes pq eres la misma? pq te has mirado muy dentro. y dentro, en esencia, somos alma y no cambia. no crece pq ya viene crecida, solo q poca gente se para a contemplarla. lo grande del ser humano lo lleva dentro desde siempre. no cambia, como no cambia el agua o el viento.

mil besos.

Cualquier otro dijo...

...poco puedo añadir a lo anterior

quizá es que no existen los paraqués, solo los porques. Quizá solo un porque: porque estamos vivos, y así funciona esto

DANI dijo...

Hem de creixer per que hem de cuidar a qui tu i jo sabem. No val la pena???


Petons

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

NO nos hacemos fuerte, aparentamos.

Agustín S. A. dijo...

igual me he metido donde no me llaman.

saludos

Pez Susurro dijo...

Nunca somos lo mismo que antes...

nunca serás igual hoy que mañana...

nunca vivirás igual ningún instante...

ley vital...

Besos (diferentes), Princesa...

Princess Valium dijo...

Agus, tu nunca te metes donde no te llaman y me alegra mucho leerte ;)
Mil besos

Cualquier Otro, supongo que sí, que los porqués son los que en realidad lo mueven todo. Habrá que tenerlo presente día a día...Besos.

Dani, quan de temps sense "veure't". Tens raó, les nostres princeses s'ho mereixen tot i més. Només per elles tot val la pena. Gràcies ;)

Caroline, cierto que aparentamos, aparentamos conitunamente para no ser pisados pero tal vez nos vendría bien de vez en cuando un pisotón en toda regla, no? A ver si así abrimos los ojos.

Pez, me gustaría, entonces, aprender cada día una cosa distinta, apovechar todo lo que podemos llegar a ser.
Besitos.

Carz dijo...

Princess,

si el esfuerzo nos hace por lo menos sudar, no es baldío.

No saber para qué sirve lo que hacemos y, sin embargo, hacerlo... en el fondo anhelamos la utopía.

Petons.

MARIO POLLON dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.