30.10.07

Érase una vez

Después de andar y andar, siguiendo siempre el camino marcado, sorteando piedras y agujeros; decidió que era el momento de cambiar el rumbo. Harta de lobos disfrazados de abuelita, de brujas con dulces en las manos, reinas con venenos mortales y falsas sonrisas, duendecillos malcriados que se divertían confundiéndola y gastándole las bromas más pesadas; la pequeña princesa dio un saltó y se alejó del camino. Se adentró valiente en el bosque, decidida a no mirar atrás nunca más.

Bosc encantat - TwinSisters

8 comentarios:

amandine dijo...

(my little princess...tú sabes...sólo los valientes llegan hasta allí...el país donde los sueños son realidad...)

un beso para tí, valiente
un sueño...nos encontraremos en el bosque...

Carz dijo...

Princess,

Nunca es siempre demasiado tiempo...

Yo lo intento mirar de esta manera: sé tanto de pérdidas como de encuentros.

Un abrazo en lo frondoso del bosque.

DANI dijo...

A tomar por saco las lineas del suelo, di que sí!!!

Yo no lo hago porque soy un cagado que sino ja ja ja.

Petons valents

FER dijo...

¿La pequeña princesa se ha olvidado de que está en un cuento?

Preciosa ilustración...

Besos

K Miquel dijo...

No hay que mirar nunca atrás... te puedes convertir en una estatua de sal...

WODEHOUSE dijo...

A veces es más seguro adentrarse en lo más oscuro e insondable que quedarse el lo aparentemente seguro y luminoso.

sergisonic dijo...

reescribiendo cuentos... colorín colorado, este cuento ha empezado!

Alice ya no vive aquí dijo...

El mundo real del otro lado da sin duda mucho más miedo que lobos disfrazados, encantamientos y brujas hechiceras.

Sólo pedo desearle la mejor de las suertes...