22.10.07


La luz no encuentra el hueco por donde colarse,
no encuentra el camino antes marcado
con saliva y piel.

9 comentarios:

Iraultza dijo...

A la luz, cuando cambia el tiempo, hay que dejarle caminos sin explorar para que pueda volver a encontrar su propia senda, porque sólo sabe hacerlo así, abriendo nuevas formas de colarse, nuevos brillos, nuevas formas de lucir...Besos luminosos.

Amor dijo...

será cuestión de buscarlo, de echarle

amor

:-)

sergisonic dijo...

que palpe la luz en busca del camino polvoriento humedecido de charcos de saliva y palmeras de piel rozando la luz que palpa...

todo
tacto

mutek dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mutek dijo...

Tal vez, quizás, esa luz deba encontrar caminos nuevos a los que alumbrar y no perderse en la búsqueda de la rutina del camino ya marcado.

Genial el dibuix...@<

Un petó

DANI dijo...

La luz se ha vuelto ciega???

Namasté dijo...

A la luz también hay que enseñarla a navegar de nuevo, por los entresesijos del cuerpo, del alma, de la vida...

Bss, poeta!!

FER dijo...

¡Me encanta el dibujo! ¿Es tuyo? Precioso...

Besos

Danelí dijo...

esto es maravilloso
me encantó


(y, la luz siempre encuentra
y se escabulle sin que nos demos cuenta, al menos eso creo yo)