24.10.07

Esto sucede ante la hora izquierda en que mi vida,
violenta juventud contra el poder de un príncipe,
llama jauría a la verdad y belleza a los puentes derrumbados.
Llama flor del frío a la tumba de los náufragos,
astrolabio muerto a la nieve de los locos.
Hornea un talco negro el hambre de la muerte,
la edad de los sentidos, el obstinado aliento
de la cansada luz de octubre en el baúl de las abejas.
Brota sobre esta duna blanca la vehemente hierba de las islas,
la implacable hormiga en el blando bulbo de la boca helada.
Con guantes de forense sale la noche verde de su estuche
y la tempestad retumba por el otoño roto de las ánforas.
Tiene aquí mi corazón la edad del mundo,
el pez de piedra bajo el que los recién nacidos duermen.
Sufre el impaciente un reloj de sol bajo los párpados,
la aguja inmóvil como retína fría de los caballos muertos.
Mi vida es el temblor del consternado y el indigente ciego,
la constelación del triste en un festín de víctimas.
No conozco otra conciencia que la oscuridad translúcida,
la sábana del vidrio sobre la que la infernal razón se acuesta.

(...)

Juan Carlos Mestre "La tumba de Keats"

6 comentarios:

Danelí dijo...

de repente
ya casi todo lo que leo de otros autores me parece taaan maravilloso
y quiero copiarlo todo en mis cuadernos (pensarás que estoy loca)
pero todo me parece más literario que lo propio
=P

beso!
=*

Actualiza2 dijo...

impactantes palabras. Besos

Albert Alcoz dijo...

curioso poder escuchar Ladykillers de Lush después de tanto tiempo. la canción la descubrí en uno de los primeros recopilatorios de Benicàssim, del año 1997 aproximadamente...

un saludo (vía Interferencia Sónica)

Mari dijo...

me he sentido como envuelta con algo.

El Aparcacuentos dijo...

Inquietante¡¡¡
que gusto cuando la inquietud te recorre el cuerpo cual escalofrio¡¡¡
sensaciones¡¡¡¡

besssossss

Zorro de Segovia dijo...

te voy a mostrar algo que se encuentra cerca de la tumba de Keats, en el cementerio protestande de Roma. Dime qué te parece esta historia