6.7.06

Me he quedado sin pulso

Me he quedado sin pulso y sin aliento
separado de ti. Cuando respiro,
el aire se me vuelve en un suspiro
y en polvo el corazón de desaliento.

No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo. No te miro.
No te puedo tocar por más que estiro
los brazos como un ciego contra el viento.

Todo estaba detrás de tu figura.
Ausente tú, detrás todo de nada,
borroso yermo en el que desespero.

Ya no tiene paisaje mi amargura.
Prendida de tu ausencia mi mirada,
contra todo me doy, ciego me hiero.

Angel González

6 comentarios:

el santo job dijo...

es dificil, que cuando los cuadros se van, solo queda detrás la pared. Paredes blancas, que no nos acostumbramos a ver. Que cuesta ver. Pero estan ahí. Y lo que más duele es el recuerdo de lo que estaba y ya no. Ánimos!

antoñita la fantástica dijo...

Cuan naufragos hace sentirnos el desamor, verdad?...tanto que a veces no extrañamos a quien perdimos, sino lo que por él sentimos...eso siempre queda con uno... siempre nos permite volver a navegar.

Un beso...

DINOBAT dijo...

Hola que tal?, interesante el blog!, nos leemos, saludos,


JD
n76pf@hotmail.com

Namasté dijo...

También destacar lo que dice: -"No es que sienta tu ausencia el sentimiento.
Es que la siente el cuerpo", pues muchas veces hasta el cuerpo se queda mal, desinflado, sin vida y como pidiendo un receso al corazón para que no bombee más sangre por un tiempo.
Eso es verdad, quién lo pasó lo sabe.

Bss.

Princess Valium dijo...

Muchas veces los sentimientos siguen siendo compartidos, lo que falta es la carne, el cuerpo, el contacto físico...Qué dificil querer tocar y no poder hacerlo

Dammy dijo...

Esa es una de las sensaciones más complicadas, y difíciles de superar, pero como todo, cada día tiene un mañana en el que, al final se consiguen todos nuestros sueños.

Un blogsaludo.