22.6.06

Y es por ti

Qué calor! No hay duda de que el verano ha llegado, y lo ha hecho con el bochorno a las siete de la mañana, con el agobiante aire de las tres de la tarde. Con esa extraña sensación al mirar por la ventana desde mi mesa de trabajo, sentada delante de mi macario y pensando: ¿Qué hago aquí que no estoy en la playa?
En fin, que el verano ya está aquí y soy feliz.
Y no es culpa del calor, ni del sol, ni de los días largos, ni de las cortas noches; es culpa tuya.
Tu eres el culpable de mi felicidad y quiero decirte que t’estimo.

3 comentarios:

pez dijo...

Eso soluciona cualquier situacion meteorologica.

el santo job dijo...

vaya, ya decía yo que este calor tiene que ver con algo más allá del clima. Me alegro mucho!!
Un petó!

Namasté dijo...

Me alegro de que seas feliz en estos momentos. Espero que te dure muuuuuuucho y que lo compartas con nosotros.
Mil besos calurosos.