8.6.06

Macintosh HD/Documentos/Nuestras cosas

Qué sencillo resulta todo sentada frente al ordenador, rodeada de ti, bebiendo de tus palabras, tus fotos, nuestras pequeñas cosas, ese tesoro con forma de carpeta.
No quiero renunciar a la tristeza. A veces es buena, nos hace pensar, valorar más las cosas, y al fin llegar a ese punto, caer hasta el fondo para volver a subir; más fuerte, más confiada, más valiente y con ganas de seguir avanzando. Siempre a tu lado.

2 comentarios:

Namasté dijo...

Si, el ordenador ayuda, sobre todo a conocer otros puntos de vista de la misma cosa... otra gente.
Con él puedes compartir la tristeza, gritar las alegrías y contagiar a tus lectores con los sentimientos que te rodean.
Es otra de las herramientas posibles de comunicación en este mundo "solitario"??.

Princess Valium dijo...

A veces el ordenador es como una caja fuerte, en su interior guardas lo más preciado y, además, te recuerda que gracias a él y a la tecnología un día te encontraste con la mayor sorpresa de tu vida...