12.2.09

La colección


Sólo si lograbas mantener la mirada, si eras capaz de ver más allá de sus enormes ojos, descubrías que la niña era, en realidad, una anciana que acumulaba vidas desperdiciadas, tantas como muñecas. Cada una de ellas, un suicidio prematuro, cada aguja una lágrima sin derramar.

Ilustración: Dani Alarcón "La colección"

7 comentarios:

Dani Alarcón dijo...

Es inquietante el jugo que puedes llegar a sacarle a una imagen, Ainhoa, con unas pocas palabras. De nuevo es un placer que esa imagen sea una mía. En cuanto pueda te "secuestro" el texto, y lo añado en mi blog :)

Un beso

P.D: No sé si antes eras Ainhoa o princess, pero diría, creo, que han desaparecido todos tus comentarios de mi blog :P

PRU dijo...

Tens un lloc molt xulo, m'agrada !

A reveure, petonets...

Bambu dijo...

Qué triste desperdiciar una vida, con lo cara que esta, verdad?

Zorra.- dijo...

Me encanta la imagen, besos, te espero en mi blog!

jordicine dijo...

Pues habrá que mirar mejor! Un petó, Princess.

Glennis dijo...

Hello Princess, is it a doll collection or many babies?
Greetings from New Zealand.

Fernando García-Lima dijo...

Madre, me ha dado miedo y todo. Es que a mí los niños inquietantes me provocan escalofríos... Debería ir al psiquiatra: seguro que tiene algo que ver con mi fobia al compromiso...