27.11.08

Otra noche más

Vuelve a engullirme el sofá, vuelve a absorberme con mi soledad y ese sabor amargo otra vez llenándolo todo. Esta vez, no hay ojos tras las cortinas, ni lejos ni cerca, ni complices ni desconocidos. Un murmullo lejano y una luz cegadora me mantienen alerta; intentaré ignorarlos y dejaré que me cobijen las palabras que inundan las páginas de este magnífico libro que descansa a mi lado.

5 comentarios:

Fauve, la petite sauvage dijo...

Hola, ¿eres una hija de Isabel Preysler de incógnito? Si sí, ahora me caes mejor, ¡muy bien! después de leer esta entrada tan bonita y sugerente...

¡Saludos!

FER dijo...

Foto nueva, blog renovado, confusión y luces cegadoras... Me gusta reencontrarte :-)

Beso

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yo no sé cómo era antes, pero ahora está ¡muy bien!

sibenik dijo...

Breve pero intenso y sobre todo, profundo como el sofá...Un saludo. Volveré...

òscar dijo...

un sofà i un llibre són excelents companys de viatge. sols cal no repetir destí massa sovint.