1.9.08

Jesús Lizano

LA DESESPERACIÓN

¡Acercad vuestra lengua a mis pezones,
embriagadme explosiones, terremotos,
campos desiertos y bajeles rotos,
arpegiadme volcanes y tifones,

tempestades, tormentas, vuestros sones
abran de par en par todos mis cotos,
despellejadme vivo, maremotos,
convertid en cadenas mis pulmones,

columpiadme lianas de la selva,
llénenme de agujeros los mosquitos,
conspirad contra mí que soy el fuerte,

que el sol me abrase, que el hedor me envuelva,
los días del dolor son infinitos,
todo mi semen sórbalo la muerte!

11 comentarios:

POW dijo...

Collons!!!! la última frase acojona un poco no??

Por suerte los días de dolor, no siempre son infitos, no?

Petons

jordicine dijo...

Estás de bajón? Espero que no. Un beso y hasta pronto, Princesa.

Palmoba dijo...

Ummmm que fuerte el poema en general...pasmada me he quedao!!

Carz dijo...

La desesperación requiere de palabras urgentes, maximalistas.
Respira hondo y bucea en tu memoria, el futuro está hecho de la misma materia.

Un fuerte abrazo, Princess.

Cualquier otro dijo...

Esperemos que todo esto no sea más que el grito angustiado... del que vuelve de vacaciones y cree que 11 meses no los salva ni el puente de la inmaculada... Si no, mal rollo.

g. dijo...

uops! quina força...

SAUL dijo...

me quedo con: "columpiadme lianas de la selva,
llénenme de agujeros los mosquitos,
conspirad contra mí que soy el fuerte"...

Cromatico dijo...

.
ante momentos desesperados, decisiones desesperadas.
la intucion d esos instantes no suele fallar..
suerte
nako

O Meigallo Azul dijo...

Me gusta mucho, esa desesperación que mezclas con la temática sexual, me ha gustado mucho mucho. Saludos

FER dijo...

Qué bien expresa Jesús Lizano este síndrome post-vacacional que nos mata a todos, realmente...

Feliz vuelta, a pesar de la vuelta :-)

Mari dijo...

realmente me urge
gusta visitarte de nuevo nena
un beso