20.9.07

Sombras

Y al salir de casa, como cada día, se dio cuenta de que su sombra ya no estaba allí. Miró a su alrededor para ver si alguien huia con ella en brazos, pero la calle estaba desierta. Se sentia desnuda, totalmente vulnerable. Dónde estaba su compañera, su alma gemela, su otra mitad. Porque no le damos importancia, pero nuestra sombra nos acompaña desde el momento en que nacemos y no debería de abandonarnos nunca. De repente no sabía quién era, ni a qué se dedicaba, ni siquiera sabía adonde ir. Paralizada como estaba se puso a llorar. Las lágrimas resbalaban por su mejilla y golpeaban el suelo siguiendo un compás que le era familiar. Comenzó a andar sin rumbo fijo, mirando atrás constantemente por si la sombra volvía, por si aparecia de nuevo pegada a sus pies. Anduvo horas y horas, dando vueltas por la ciudad, con la mirada perdida, el alma vacía y los ojos secos de tanto llorar. Al llegar a casa vio a un chico sentado en la escalera de acceso a su portal. Parecía estar esperando su llegada con una enorme sonrisa. Era la sonrisa más bonita que había visto nunca y pensó que era el hombre de su vida, que aquello era lo que había estado esperando durante tanto y tanto tiempo. Se sentó a su lado y entonces la vio. El chico de la sonrisa tenía dos sombras y una de ellas era la suya. Había vuelto con ella y le traia un regalo: el resto de su vida acababa de empezar.

13 comentarios:

EL MARTIN PECADOR dijo...

Hola hola hola Princesita, parece que hoy te has levantado ¿romántica? me gusta eso de la sombra y me recuerda a ese mágico momento en el que un niño descubre su sombra ... Yo no sé dónde está la mía ... tal vez esté muy detrás, contando las pisadas erróneas que algún día caminé ...
El pecador te saluda.

"InsÖmnio" dijo...

uhmmm precisa permiteme que te robe esa historia, es precisa.
bss

ciudadano dijo...

Muy bonito relato,precioso.

Carz dijo...

Sí, los captores de sombras son una especie deslumbrante, aunque parezca una contradicción.

Un abrazo.

mutek dijo...

Yo quiero encontrarme a esa persona, sentada y con una sonrisa enormemente grande y comprobar como nuestras sombras también se abrazan.
Eo, eooo, que t'has aixecat una mica romanticoide avui? Aaaains!

Un petó gran gran

Joao dijo...

bienvenida al primer dia de su vida....

saludos

el santo job dijo...

pesioso, como siempre
hacía tiempo que no me pasaba por aqui
si algun día, por una de esas cosas, has perdido la sombra, o crées que no la encuentras
mi consejo en simple
no salgas de casa durante el día, y, por la noche, sé quien eres, aun sin necesidad de ella.
besicos, niña!!

sergisonic dijo...

una sombra sólo parece desaparecer cuando es oscurecida por otra mayor. y cuando ésta marcha, gracias a -por ejemplo- el chico de la sonrisa, sombra y ella vuelven a ser Ella.
Bonito regalo.
Boncapdesetmana!

Virginia dijo...

Tienes canciones preciosas en tu blog! Me gusta mucho lo que escribes! voy a linkearte en el mío ¿qué te parece? Espero que te vaya todo muy bien y que nos sigas escribiendo a los que te leemos! Un saludo

Ale dijo...

la oscuridad roba sombras con nocturnidad y alevosía..whatout!

bonito cuento, saludos

Zifnab dijo...

También Peter Pan encontró a Wendy

Pero esa no es una historia alegre

Espero que la tuya si

Se feliz

MAYA dijo...

Princesa Valium: Me encantó. Una belleza en cortas palabras, sabes que es uno de mis temas, que siempre navego entre las sombras y el insomnio perpetuo. Pero esta historia me fascinó. Sobre todo ese final feliz, de encontrar su sombra y al amor de su vida.

Que lindo,

Maya

txanba dijo...

me quedo con el final, el resto de su vida acababa de empezar.

un abrazo. tx