20.7.07

La ciudad

Si pudieran, las calles contarían preciosas historias en las que tú y yo seríamos los protagonistas. Los antiguos muros de esa catedral asegurarían no haber visto nunca tanto deseo rozando sus piedras. Las calles, plazas y portales de la ciudad, temblarían vergonzosas al recordar nuestros pasos, nuestros besos, nuestras complices miradas.
Recuerdo tus dedos enredados en mi pelo y como, despacio, me levantabas la falda con descaro y mucho estilo. Recuerdo tus ojos memorizando cada gesto, cada arruga, cada detalle de mi cuerpo, para luego convertirme en tu musa sobre el papel. Tu voz me excitaba cuando me hablaba tan cerca del oido y una humedad invisible mojaba mis piernas mientras cerraba los ojos y me dejaba llevar. En ese asiento de atrás noté tus manos entre mis piernas por primera vez, ¿recuerdas? En seguida hicimos las presentaciones, tu cuerpo y el mio, desnudos, se conocieron en una cama de sábanas blancas, en una habitación de alquiler con vistas a mi ropa interior. Encajamos a la perfección, como un puzzle al que sólo le faltara una única pieza. Tus labios tenían el sabor de mi piel, mi lengua el sabor de tu sonrisa y tu hombro me dijo al besarlo, que por fin te había encontrado.

12 comentarios:

Iraultza dijo...

Es que a veces, levantar la falda con descaro y mucho estilo es la antesala de las buenas presentaciones en una cama de sábanas blancas de dos cuerpos que parecen diseñado para encajarse.
Besos imaginándolo (si, hoy me toca a mí estar en mita de la oficina leyendo tu post que me pone nervioso, hala, ya me empataste, ;-)).

DANI dijo...

Beeeeeeeeeeeeeeellllooooo.

Petons de la mateixa ciutat

Mari dijo...

me encantó
me hizo recordar esa primera vez.

Carz dijo...

Deslumbrante belleza de dos cuerpos que se ansían cuando el deseo se licua entre las sábanas.

Encontrar el lugar en el mundo, que lo dulcifica en un "nosotros" anhelado tanto tiempo, es encontrar la melodía de la felicidad pulsada en cada poro.

Yo también lo hice: soy afortunado.

Naty dijo...

Si todo lo que calla, hablara, nos entararíamos de las gratas sorpresas que guarda el silencio...

botas de agua dijo...

es innegable que tienes un don para estos mini textos. es un verdadero disfrute. tus descripciones, tus metáforas, tus juegos...
pero aparte de eso, tienes algo, Princess, muy especial. eres de esas personas, que aunque no conozcas te generan hermosas vibraciones y sentimientos. gracias por apoyarme. besos y abrazos fuertes, fuertes, fuertes.

MAYA dijo...

Princesa: Directo al corazón. Una hermosa historia contada tan clara que te alumbra la piel. Bello.

Maya

mutek dijo...

Sin palabras me dejas, para variar.

Un petonet

"InsÖmnio" dijo...

uhmmm princesa.....lengua a sabor de sonrisa.
bss sabor a vacaciones

César Ferri dijo...

Hola!!!
Dando una y mil vueltas llegué hasta tu blog... y me gustó!

Te deseo lo mejor y dejo abierta la puerta a la posibilidad de comunicarnos, que no es poco!

Besito!!!

Ternura, Arte y Rebelión!

amandine dijo...

deliciosa primera vez...
inolvidable.
mágica

como tus palabras.

un beso en la ciudad.
un sueño en los rincones que quedaron.

Alice ya no vive aquí dijo...

La pasión enciende deseos que si las paredes pudieran hablar, dudo que pudieran explicar...



Bendita pasión :-)