2.1.07

Hoy

Y como ayer, el día se me antoja gris si no estás tú.
Las notas sordas, las palabras vacías, la vida sin vida.
Pero me llega la melodía lejana, de unas manos al piano.
Y en cada tecla tu nombre escrito. Y en cada compás tu aliento en mi nuca.
Estás. Sí. Y yo sonrío

6 comentarios:

Anónimo dijo...

a veces nos falta algo, pero es en la ausencia cuando brillan, verdad? Un besote y feliz 2007
muack!!

alvaro dijo...

...paseando, te encontre...
... si... la ausencia duele, pero de ella aprendemos... personalmente creo que se puede amar incluso con la ausencia...
un saludo y feliz año!!

mutek dijo...

Has de sonreir más aunque no sea la persona más idónea para decirlo.

Bon any nou, ja sóc per aqui.
Un petò

Anónimo dijo...

escucho tu sonrisa desde aquí, la veo sonar como un piano, las teclas un abecedario inacabable.

abrazo sónico

Anónimo dijo...

Musica contra la ausencia. Las notas nos acercan un poco no???

O al menos nos hacen sentir lo que necesitamos en cada momento.

un beso

Danelí dijo...

cuando la música se convierte en cuerpo, y te toma la mano y lleva nombre conocido y te seduce...

un beso, Feliz año =)