18.9.06

Blues de septiembre

Ya ha pasado otro año, otro festival más sobre nuestras espaldas.
En el 2003 unos amigos decidieron embarcarse en algo que les era totalmente desconocido: organizar un festival de blues en el barrio.

Todo empezó casi como un juego, una forma de dar a conocer un tipo de música que aman, y compartirla con sus amigos y, evidentemente, con todo aquél que quisiera apuntarse.
Ese año fue una locura.
Consiguieron dinero a base de ir tienda por tienda por todo el barrio, intentando contagiar un poquito de su pasión, de esa ilusión que hizo que se metieran en algo que luego a resultado ser mucho más grande de lo que esperaban.

Como todo quedaba en casa, nos pidieron a nosotros, su amigos, que les ayudáramos. Y ahí estábamos todos, cargando equipos de sonido, neveras para las bebidas, grifos de cerveza, mesas, sillas, bocadillos…Lo que hiciera falta y luego, luego detrás de la barra tirando cañas, sirviendo refrescos y copas mientras disfrutábamos de lo lindo con unas bandas que tocaban blues y rock y que consiguieron movilizar a mucha más gente de la esperada.

El resultado fue acojonante. Lo fue porqué salió de maravilla, porque el experimento dio resultado y porque nos dimos cuenta de que estábamos dando un paso importante (aunque en ese momento no lo veiamos tan claro).

Ahora sí, ahora está clarísimo, y es que el Festival de Blues de Nou Barris, ha terminado este fin de semana con su 4ª edición.
Son siempre días agotadores, un fin de semana intenso con buena música pero también con pocas horas de sueño, un dolor en el cuerpo de puro cansancio, de horas de pie detrás de la barra y de brazos exhaustos de tanto cargar. Pero merece la pena, merece la pena sentirse parte de algo que es ya una realidad, y es que este festival se ha convertido en un referente para los amantes del blues. El primer festival de estas características que se hace en Barcelona y en el que participan bandas tanto nacionales como internacionales, y eso, creanme, es un lujo. Como también lo es sentirse abrigado por el público, sentir que formas parte de algo grande y escuchar como alguien, subido a un escenario, te da las gracias por el esfuerzo, por las ganas y por llevar la música al corazón de todos.
Un placer.


4 comentarios:

el santo job dijo...

me gusta la idea!
A ver si tengo tiempo de pasarme.
De todos modos, un aplauso para los pipas, esa gente que como tú van con todo el percala todas partes!
Besos!

Namasté dijo...

Ufff, vaya trabajo!!
Pero la recompensa es mayor que el esfuerzo invertido, de eso estoy seguro. Ser partícipe de organizar tal evento tiene que llenarle a uno de satisfación.
Pues nada, habrá que ir a por la 5ª edición ¿no?.

De momento, mi enhorabuena por la de este año.

Bss

Apolo dijo...

Uoo... qué bueno, y encima seguro que os lo pasáis genial. La mezcla de cañitas y música no debe ser tan reconfortante como saber que formas parte del Festival. Enhorabuena, a ver si los demás tomamos nota.

Eneko dijo...

Bueno, así siempre tendrás algo que contar a tus nietos :p cuando el festival llegue a sus bodas de oro.

Blog descubierto.