31.8.06

Personajillos

Qué duro descubrir la debilidad de la gente. Darse cuenta de que, a veces, aquellas personas que creemos conocer, que pensamos son sinceras con nosotros, que cuidamos con mimo, valorando su amistad y su compañerismo; nos defraudan, nos insultan en silencio, y cuando lo descubrimos ya es demasiado tarde.
Resulta que hay personas (mejor personajes), que disfrutan hurgando en la vida de los demás, que solo son felices si descubren una debilidad, un punto de flaqueza, y si no lo encuentran, pues lo inventan y ya está.
No puedes fiarte de sus falsas sonrisas, de sus buenas palabras, de sus besos y sus abrazos, porque luego, luego te apuñalan por la espalda.
A esos personajes se les reconoce porque gustan de meterse en la vida de los demás. Siempre saben algo más, algo que nadie sabe. A simple vista parecen buenos confidentes, pero hay que empezar a sospechar cuando vemos que saben mucho de mucha gente y que no tienen ningún reparo en contarte todos esos secretos. Lo disfrazan de confianza para luego darse el gustazo y liarla como solo ellos saben hacer.
Hay otros tipos de gentuza dando vueltas por el mundo: “Amigos” envidiosos que no dudan en saltarse a la torera toda amistad para descargar sus debilidades y miedos en contra tuyo. Los hay que aprovechan el anonimato que da un blog, por ejemplo, para criticar e insultar. Son tan cobardes que se esconden bajo nombres falsos, y resultan tan patéticos entre tantas palabras llenas de bilis que no sabes si cagarte en ellos o sentir lástima por sus insulsas y vacías vidas.
Así que por culpa de toda esta gente, debemos aprender a ser más fuertes, a sentirnos más seguros, porque si no lo hacemos así, conseguirán aquello por lo que viven: joder a los demás.

Avisados quedan.

6 comentarios:

el santo job dijo...

caray...
espero que estés bien. Que no haya demasiados problemas, y que al desgraciado/a que ha hecho eso le den las suyas y las de un bombardero. No creo que ni siquiera merezca que te molestes. Yo, por mi parte, me dedicaré a intentar alejarme de esa clase de calaña
Un beso, y ánimo!

Apolo dijo...

Lamentablemente existen más personas así de las que aparenta haber. ¿Mentirosos compulsivos?
Los chascarrillos y rumores son una enfermedad que no tiene cura. Yo de más jovencito me vi envuelto en algunos sin comerlo ni beberlo. Al menos, las personas a las que más queremos siempre están ahí, sabiendo la verdad y apoyándonos en lo que haga falta.

Ya sabes lo que dicen: cree la mitad de lo que veas y nada de lo que te cuenten.

Namasté dijo...

Que pena pues una nota común que he encontrado en los blogs es la del "buen compañerismo", camaradería, amistad y buenas ideas e intenciones para mejorar el mundo. Lastima que siempre haya gente intentado hurgar en los sentimientos de los demás...

Ale dijo...

saludos guerrera virtual!!
he aquí un noble espadachín a vuestro servicio.
contra los enemigos del mundo y hasta la victoria siempre!
salud!!

Jorge dijo...

El primer filtro que hay que utilizar es el de aquél que dijo una vez:
"quien contigo habla de los demás, con los demás hablará de ti".
Un saludo

la-de-marbella dijo...

Olé!!!, no se puede expresar mejor y con más claridad.Yo he aprendido a ser prudente con determinada gente. Creo que escapa a su control la forma de expresarse. Normalmente, quien critica lo hace por envidia ó por captar adeptos a sus causas, ó etc etc. Lo mejor es no prestar atención,no hay mejor venganza que no sentirse agraviado. Recuerda que no ofende quien quiere, si no quien puede. Saludos.